4 razones por las que esforzarte por hacer feliz a otra persona es un desperdicio de energía

1-IMG_5359¿Suena algo duro el título de este post para ti? Quizás te hayan hecho creer desde pequeño que es una obligación tuya el hacer feliz a cada una de las personas que están a tu alrededor, si no a todas por lo menos a las más cercanas que tienes, o quizás de una u otra manera pienses que de ti depende que otras personas se sientan más cómodas, más complacidas y menos molestas y es por eso que muchas veces te esfuerzas por actuar de X o Y forma para conseguir la aceptación de determinada persona. No te culpo por eso, la verdad es que la mayoría de nosotros fuimos programados de esa forma desde nuestra niñez, y es que esa era la forma de pensar que tenían nuestros abuelos y nuestros padres en su mayoría. Por lo tanto, al ser su única forma conocida de actuar, esa fue la que nos inculcaron, y es gracias a ello que hoy en día muchas personas sufren las consecuencias de este desperdicio de energía.

Porque déjame decirte que no hay nada más falso que esa creencia de que necesitas esforzarte para complacer o hacer feliz a otras personas, la verdad es que cada uno de nosotros somos responsables de nosotros mismos y por ende de nuestras decisiones, y es por eso que de acuerdo a lo que decidamos hacer con nuestra vida, con nuestra forma de ver las cosas, o a los sentimientos y emociones que elijamos tener como reacción a ciertas situaciones dependerá nuestra felicidad, es decir que la llave de LA FELICIDAD está en nuestras manos, y no en manos de otros, es por eso que a pesar de que mucho te esfuerces por complacer a tus padres, hermanos, amigos, pareja, jefe, etc. Nunca lograrás tener ese poder de hacerlos felices, de hacerlos sentir mejor, o de complacerlos A MENOS que ellos elijan permitírselo. De otra forma no será posible y es por eso que en este artículo comparto contigo 4 razones por las cuales esforzarte por hacer feliz a otros es un desperdicio de energía. Chécalo y déjame tu opinión.

 

Las 4 razones por las que no vale la pena esforzarte por complacer a otras personas…

 

  • 1 – No importa cuánto te esfuerces por complacerla jamás lo lograrás: Cada persona tiene una forma de ver la vida muy particular, es decir que percibe las situaciones de una forma específica dependiendo de la historia que ha tenido que vivir a lo largo de su vida, de su crianza, de las creencias internas que tiene, y de las reglas y limites que aprendió durante cada una de las etapas de su viaje. Su forma de ver la vida puede ser muy diferente a la tuya o quizás tener algunos puntos en común, sin embargo cada uno forma su propio criterio para opinar o emitir juicios acerca de las cosas. Es por eso que por mucho que te esfuerces en complacer a otro, algunas veces encontrarás que lo consigues y otras veces no importa lo que hagas o digas, será imposible complacerlo y esto debido a la percepción personal que esa persona tiene. Lo mejor en este caso es respetar la forma de ser y de vivir la vida de cada uno y ocuparse únicamente de cumplir y complacer tus propias expectativas ya que serás tú el principal afectado positiva o negativamente de tus decisiones.

 

  • 2 – Entre más intentes complacer al otro, más terminarás sintiéndote frustrado: El esforzarte por convencer a otro de que acepte lo que para ti está bien o no te hará sentir verdaderamente frustrado. No vale la pena que inviertas tanta energía en tratar de complacer a alguien sobre todo cuando la única persona que sabe perfectamente lo que le va mejor o lo que no, es cada uno. A pesar de que conozcas mucho a alguien siempre es difícil complacer los gustos de las personas, esto es importante de tomar en cuenta ya que no siempre la gente tiene el mismo ánimo, siente de la misma manera o desea las mismas cosas, diariamente la gente cambia y es por ello que lo que hoy puede ser bueno para alguien mañana quizás no lo sea, y ante ello el único que podrá hacer algo por si mismo es la persona que sabe lo que desea o necesita. El intentar hacer feliz a otro equivaldrá en terminar lleno de sentimientos y emociones negativas comenzando por la frustración al no obtener éxito en tus esfuerzos, yendo por la decepción, la tristeza, la sensación de sentirte utilizado, maltratado y demás, todo porque tú mismo elegiste ponerte en una situación verdaderamente incomoda.

 

  • 3 – Te agotas más de la cuenta y te haces daño a ti mismo:   Definitivamente es muy agotador tratar de complacer a otras personas, sobre todo cuando son totalmente diferentes en pensamientos, ideas, creencias, etc. Lo mejor es permitirse conocer a la gente y respetarla, así como darse a conocer y a respetar ante ellos. Dejar claro que no se pretende cubrir su responsabilidad de ser feliz ni que el otro la cubra por ti, de manera que no tengas que invertir tu energía es una tarea sin sentido y así evitar el dañarte a ti mismo con ello. Sabiendo que es posible ser feliz juntos con todo y sus diferencias una vez que cada quien acepta y se hace cargo de su propia felicidad.

 

  • 4 – Das más valor e importancia a otros y te anulas a ti mismo: cuando decides esforzarte por complacer a otros haces cosas que muchas veces no van con tu forma de ver la vida, con tus creencias y estas cosas te provocan serias incomodidades. Muchas veces te traicionas a ti mismo con el fin de que otros se sientan mucho mejor y esto para recibir su aceptación o aprobación. Sin embargo, así como algunas veces recibirás esta aprobación, muchas otras veces solo recibirás recriminaciones y juicios negativos acerca de tu proceder, por lo que resulta infructuoso exponerse a este tipo de situaciones.

De manera inconsciente estas dando más valor e importancia a la opinión de otros que a la tuya propia y al hacer esto te anulas a ti mismo, por lo que resulta urgente que decidas VALORARTE MAS Y CREER E TI a pesar de que esto te lleve a que muchas personas te desaprueben por ello, ya que solo asi te das la importancia que te mereces y te pones en el lugar #1 de tu propia vida, mismo lugar que es al que perteneces.

2 Comments

  1. Mi agradecimiento y felicitaciòn por tan valioso tema tratado, como seres humanos nos dejamos llevar por los criterios de nuestro mayores y asì nos hemos formado, ùnicamente con el pasar de los años nos damos cuenta nuestra propia necesidad de tener y encontrar felicidad. Realmente de los errores se aprende y tenemos que volver a empezar con màs fuerza y positivimos. Felicidades con mucho cariño. Atte. Nancy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s