Cuando dejas de reaccionar negativamente los problemas se disipan

Hola querido lector,

un placer saludarte.  El día de hoy quiero contarte una situación que vivimos mi esposo y yo hace un tiempo que me hizo notar lo mucho que he avanzado con respecto a mi manera de afrontar las situaciones inesperadas  que aveces nos sorprenden y pueden llegar a echar a perder nuestro día.

Hace más o menos 3 semanas decidimos salir en domingo y llevar al parque a mi hijo, no era la primera vez que ibamos a ese parque por lo que ya habiamos dejado estacionado el auto en una de las calles cercanas al mismo sin ningún inconveniente, llegamos e hicimos lo mismo esa vez y nos dirigimos a los juegos en donde pasamos dos horas maravillosas disfrutando la alegría de mi hijo mientras se divertía con otros niños que conocío en el lugar.  Para mi esposo y para mi resulta un desestrés poder llevarlo y cuidar de él mientras se divierte, a la vez que estamos disfrutando del día soleado y nos turnamos para estar al pendiente del niño mientras el otro se recuesta en la yerba y disfruta del momento.   Cuando ya decidimos que era suficiente tiempo allí nos dirigimos de regreso al auto y nos encontramos con la sorpresa de que el auto ya no estaba.   En ese momento la primera idea que se activo en mi mente fue que se lo habían robado, esta reacción muy seguramente fue producto del recuerdo pasado de la experiencia que tuvimos en el 2011 cuando nos robaron nuestro primer auto.   Y en segundos un pánico se apodero de mi instantaneamente al pensar en todo lo que implicaba ese suceso, lo único que hice fue decirle a mi esposo:

“se lo robaron, y ahora que hacemos”  el obviamente vio mi cara descompuesta y me dijo  “Tranquila, lo peor que pudo pasar es que se lo llevó la grua”   esa frase me devolvio el alma al cuerpo de manera instantanea, y el problema se disipo por completo para mi y paso siguiente buscamos como informarnos que había pasado con el vehículo.  En ese momento vimos a una oficial de policia que de hecho habia estado allí cuando llegamos, ella nos dijo que se lo habían llevado la grua porque estaba prohibido estacionarlo en esa calle, nosotros no lo sabiamos, pues ya lo habiamos dejado anteriormente sin inconveniente.  luego de eso nos dijo en el lugar donde podiamos recojerlo que por suerte era muy cerca.

Ese dia no llevabamos  suficiente dinero a la mano pero si la tarjeta porque pensabamos disponer algo de efectivo ese día, tuvimos que ir a hacer el retiro y luego dirigirnos al lugar para realizar el pago de la multa y retirar el carro.   Afortunadamente estuvimos muy tranquilos, conscientes de que finalmente teníamos que investigar más acerca de las normas que si bien no estan a la vista en las calles, son cosas que si hubiesemos tenido en cuenta no hubiesen representado este inconveniente.  Afortunadamente no llevo mucho tiempo realizar las vueltas necesarias para ir de regreso a casa sintiendo que de cualquier forma habia sido un buen día para todos.   A pesar de que tuvimos que pagar e invertir hora y media en vueltas, el hecho de saber que el auto lo podriamos recuperar luego de realizar el pago disipo todas mis preocupaciones, pagar la multa se convirtio en una bendicion en lugar de un problema, sobretodo cuando para mi mente la idea inicial habia sido un robo como ya lo habia vivido en el pasado.

Me sentí tranquila, y esa tranquilidad hizo que las cosas se apresuraran muchisimo y nos devolvio a casa felices de haber estado con mi hijo en el parque y tambien conscientes de que en otras ocasiones cuidariamos más de los detalles para evitar sorpresas como estas.  Tres dias despues me entro un dinero inesperado por la cantidad exacta de la multa que habiamos pagado para sacar el auto, pienso que esta fue una muestra de que cuando dejamos de reaccionar negativamente a las situaciones que vivimos en la vida, la vida misma, se encarga de devolvernos lo que en un momento dado podría parecer algo negativo.  En este  caso el tener que pagar esa cantidad que no teniamos contemplada, nos fue devuelta fácilmente y sirvio para realizar otro pago urgente que teniamos que hacer por esos días.

Mantener la calma ante las situaciones inesperadas que nos suceden entonces nos permite pensar con mayor claridad, digerir las situaciones con mayor inteligencia y evitar afectaciones en nuestro sistema emocional de manera que podemos tomar decisiones con la mente más tranquila.   Recomiendo entonces trabajar diariamente con mantener nuestro equilibrio mental de manera que logremos permanecer en armonía a pesar de que la vida nos pueda poner a prueba en cualquier momento y sin aviso.

Te invito a registrarte aquí y recibir tips para superación personal y mejora en tu vida de manera que consigas atraer todo lo que deseas a tu vida de forma más acelerada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s