Como dejar de tener expectativas en los otros en 5 pasos

Hace algún tiempo recibí un comentario de una lectora en mi blog acerca de un artículo que escribí titulado: El antídoto para dejar de sufrir en la vida: Elimina las expectativas externas

Su comentario me inspiro a escribir este post, ya que algunas veces la gente desea tanto alcanzar un objetivo que en determinadas circunstancias no siempre se pueden controlar el resultado final para llegar a la meta y entonces esta falta de control produce una sensación de frustración, tristeza y desanimo.   Para evitar esta situación no debes renunciar a tus metas, más bien lo que necesitas es aprender a desprenderte de los resultados que esperas, entender que el hecho de que las cosas no sean o no se den como tú quieres no quiere decir que no puedas conseguirlas, solo quiere decir que quizás no es el momento para ello, no es la situación que está destinada para que se dé, entre otros muchas variables que sólo el universo determinará para ello.

 

Comencemos compartiendo el comentario :

Pésimo consejo!
Muchas de las cosas que queremos y por las cuales trabajamos para obtenerlas NO dependen de nosotros, y estamos siempre a expectativas de lo demás.
La pregunta es ¿cómo dejar de tener expectativas en los otros?. Te aseguro que no lo sabes.

 

Ante este mail, me di a la tarea de escribir una serie de pasos a seguir para dejar de tener expectativas de otros, la verdad es que si no supiera como hacerlo, no me atrevería a sugerirle a la gente que lo hiciera, ya que sería algo bastante ilógico, así que si tú al igual que mi lectora has estado sufriendo porque no dejas de esperar que sucedan cosas que están en manos de otros y esto te deprime, pon atención a estos pasos, ponlos en práctica y vive más tranquilo.

Paso #1. Cree en ti y muévete hacia lo que quieres: Mucho de lo que dejas de hacer en la vida se debe a la falta de confianza y seguridad en ti mismo, y esto es un paso fundamental para poder avanzar hacia la meta que te impongas. A veces la gente decide confiar en que mágicamente algo o alguien va a darle lo que desea porque pone todas sus esperanzas en situaciones externas a si mismo y esto no porque no se sienta capaz de lograrlo, sino porque es capaz de confiar más en otros que en sí mismo. Craso error, ya que de la única persona que puedes estar 100% segura que no te defraudará es de ti misma, sobretodo porque para evitarlo tú mismo te encargaras de hacer lo que tienes que hacer, moverte hacia donde tienes que ir y enfocarte totalmente en aquello que te llevará directo hacia tu sueño. Así que decídete a confiar más en ti, a creer en que puedes lograr aquello que te propones, a no dejar en manos de otros tus sueños y a darte ese voto de confianza absoluto que te hará merecedor de lo que deseas en el momento que estés listo para recibirlo.

Paso #2. Enfócate en lo que quieres alcanzar sin aferrarte a un cómo: Aunque aparentemente muchas de las cosas que deseas alcanzar en la vida pueden depender de otros, la verdad es que de ti depende conseguir esa meta y del enfoque que tengas para lograrlo. La cuestión de que muchas personas culpen a otros o a las circunstancias que viven por no poder alcanzar lo que quieren radica en que están aferrados a un determinado cómo que han planteado en su mente, y eso les limita para lograr ese éxito que desean. Me explico, Al permanecer aferrados a la expectativa de que tu jefe te de un ascenso, tu pareja te pida en matrimonio, tu banco te apruebe el préstamo que deseas para comprar una casa, el examen este fácil, la lotería caiga en el número que compraste, etc. Lo que estás haciendo es decidir una meta interna que no has logrado definir y que esta haciendo que te confundas sobre lo que quieres aferrándote a un cómo lograrlo especifico que la mayoría de las veces no sucede como quieres y te desilusionas por ello.

Es decir, cuando dices Mi meta es que mi jefe me dé el ascenso, en realidad decide si lo que deseas es :

Ser reconocido por tu trabajo

Ganar más dinero

Deseas ser más respetado

Deseas sentirte exitoso

Una vez sepas que es lo que en realidad deseas, sabrás que hacer para lograrlo y no permitirás que otros decidan cuando lo obtendrás, puesto que si estas en un trabajo que no te otorga aquello que deseas y te aleja de tu objetivo de vida, lo más sabio es dejar de esperar algo que nunca llegará y moverse de ahí hacia otro lado en donde puedas acercarte más a la meta que tienes, cuando defines lo que quieres te sientes en poder y control de lo que tienes que hacer y esto te genera una sensación de satisfacción inigualable, ya que no sigues anclado a expectativas externas.

 

Paso #3. Entiende que el hecho de que no suceda como quieres no quiere decir que no puedas conseguirlo:

Como en el paso anterior, una vez que sepas que deseas entonces sabrás crear un plan que te lleve hacia dónde quieres llegar sin embargo habrán momento en que sentirás que por mucho esfuerzo que haces las cosas no suceden como esperabas, es allí en donde te sugiero que recuerdes y repitas mentalmente la siguiente frase: “Todo lo que pasa en mi vida es por una sabia razón y para mi completo bien”. Repítelo como un mantra, esto te ayudará a no desesperarte a entender que cuando las cosas no pasan como deseamos no quiere decir que no podamos alcanzar nuestra meta, solo quiere decir que quizás no es así como lo vas a lograr, no es el momento, ni el lugar, y te darás un tiempo para crear un nuevo mapa a seguir para retomar el camino hacia tu meta.

Paso #4. Evita estresarte y deja en manos de Dios lo que escapa de tu control: Como todo en la vida hay cosas que escapan de nuestro control y el error que comete la gente es intentar controlar todo en la vida y al hacerlo se generan cargas de estrés elevadas que les roban la tranquilidad, la calma, la paz e incluso la salud.

No tiene caso estresarte por algo que no puedes controlar, en lugar de ello ocúpate en tomar acciones que te hagan sentir productivo, y deja en manos de Dios, el universo o como le desees llamar, esas cosas que no puedes controlar, decide creer que para esta clase de cosas existe esa inteligencia superior divina que sabe exactamente lo que necesitas, como lo necesitas y cuando tiene que llegarte y confía plenamente en que lo obtendrás en el momento realmente justo para ti. No en el que tú creas que es.

Paso #5. Hazte cargo de todo lo que está bajo tu control sin excusas: Sobre las cosas que si puedes controlar que son muchas, debes hacerte cargo inmediatamente y sin excusas, al ocuparte de ellas te haces responsable de tu vida, de tu meta y de seguir el plan diseñado para lograrlo.

Deseas alcanzar pronto tu meta, muévete a aprender lo que necesitas, entrénate, practica, toma experiencia, no dejes que las excusas sean tu pan de cada día.

 

Y mucho cuidado con caer en excusas tan baratas como estas:

Se me hizo tarde… No lo puedo controlar

Había mucho tráfico, Eso sí No lo puedo controlar

El reloj no sonó, No lo puedo controlar

Se me acabo el crédito del teléfono y no pude avisarte, No lo puedo controlar

Está muy difícil el examen, No lo puedo controlar

Porque, si bien es cierto que No puedes controlar el tiempo, si puedes controlar el prever todo para llegar temprano a donde debes.

El tráfico no lo controlas, pero si puedes controlar salir mucho más temprano para que este no sea tu excusa.

La alarma no sonó, pero la responsabilidad de despertarte temprano es tuya y no del despertador

En fin, para todas estas situaciones hay una excusa que respalda la falta de compromiso de la gente, cuando no tenemos control sobre las situaciones mencionadas, la verdad es que si tenemos control sobre otras que nos implican mayor esfuerzo que hacer para obtener resultados diferentes, sin embargo aquel que deseas algo en la vida no se respalda en excusas tontas, sino que hace el extra siempre, y logra lo que quiere fácilmente, tomando el control de lo que puede controlar, y dejando atrás las expectativas externas.

 

2 Comments

  1. Muy buenos consejos. Son reales. He estado pasando por situaciones que me dejan una muy mala perspectiva de la vida. Pareciera que ya ni ganas tengo de perseguir mis metas… ya no voy en busca de mis sueños. Ya no tengo esas ganas, esa chispa que me hacía salir de la cama todos los días con una sonrisa en la boca y el querer hacer cosas nuevas y aprender…
    He querido recuperar todo eso, todo lo que fui yo… y buscando me topé con tu blog. Estos pasos en específico son ciertos porque creo que sí confío más en otros que en mí misma.
    Y eso cambiará desde ahora.
    Gracias por compartir de tu conocimiento y experiencias.
    Exito en tu vida. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s